Posted by comunicacion on April 24, 2018

Santo Domingo.-Aunque República Dominicana ocupa el lugar número once de los países de la región, en el consumo per cápita de alcohol, con 6,9 litros puro por año, las autoridades proponen medidas que contribuyan a disminuir el uso de esa sustancia.

La directora del Centro de Atención Integral a las Dependencias (CAID), Ruth Santana,  señaló el impacto nocivo que genera el consumo de alcohol especialmente en determinado segmento de la población como  jóvenes y mujeres, incluso muchas en estado de embarazo.

La doctora Santana, explicó que el consumo de alcohol genera consecuencias perjudiciales, tanto en la salud como en el entorno social del bebedor.

“Es una situación que mas allá del daños físico y el gasto económico, la adicción al alcohol causa daño a  las personas que rodean al bebedor o bebedora, y a la sociedad en su conjunto, y no se le esta proviniendo la atención que conlleva el tema” manifestó.

Estas precisiones fueron hechas durante un taller “Importancia de un apolítica  Nacional Integral  para Consumo de Alcohol” organizado por la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud, con auspicio de la organización Panamericana de la Salud (OPS), donde participaron representantes del Clúster de Alcohol y otros sectores. 

Efectos nocivos

Se estima que existe una relación causal entre el consumo nocivo de alcohol y una serie de trastornos mentales, además de las enfermedades no transmisibles y los traumatismos.

Del mismo modo, se han determinado otras causales entre el consumo nocivo y la incidencia de enfermedades infecciosas tales como la tuberculosis y el VIH/sida.

Sin embargo, más allá de las consecuencias sanitarias, el consumo nocivo de alcohol provoca pérdidas sociales y económicas importantes, tanto para las personas como para la sociedad en su conjunto.

Plan de prevención

Como parte de las conclusiones del taller, los participantes propusieron la elaboración de un Plan Nacional para el abordaje de esta problemática, con participación  interinstitucional, que incluya diferentes componentes (educación, promoción de la salud, riesgo, psicológico), otros.  

La doctora Santana, además  exhortó a seguir insistiendo en la aprobación de una ley exclusiva para  bebidas alcohólicas, fomentar, el cumplimiento de la Ley 63-17, de Movilidad, Transporte Terrestre, Transito y Seguridad, Ley 136-03 de Niños, Niñas y Adolescentes, e igualmente psicoeducar a la población y a los medios de comunicación, para su consumo responsable, a fin de reducir este tipo de desastres.

La capacitación contó con la consultora internacional, doctora  Maristela Monteiro, quien abordó varios tópicos sobre el consumo a alcohol y sus efectos. La coordinación estuvo a cago de Elías Tejada.

 

Dirección  General de Comunicación Estratégica

Distrito Nacional, República Dominicana;

20 de abril  2018.-